La Ruta BBVA, en directo

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Retransmisiones en directo

La Ruta BBVA, en directo

Te contamos en directo todo lo que suceda en la Ruta BBVA con el enviado especial de la Cadena SER a Perú, Javier Bañuelos.

  • Bienvenidos a Ruta BBVA destino Perú. Con estos pies voy a acompañar a los cientos de chicas y chicos que inician hoy mismo una aventura increíble que nos llevará a buscar 'las fuentes del Amazonas'.

  • Os aseguro que el avión que estamos a punto de coger va lleno de emoción. Detrás de cada camiseta blanca hay una vitalidad por descubrir impresionante. Por delante tenemos muchos días para conocerles. Os invito a viajar con nosotros en este 'blog rutero'. Os enseñaré todo, os contaré lo que pueda, os subiré fotos de cada rincón, sonidos con cada descubrimieto... ¡Viajad con nosotros!

  • Acabamos de aterrizar en Lima y esto ya es una fiesta. En todo el aeropuerto suena la música de los 'titiriteros' de la ruta, su música nos va a acompañar durante toda la aventura. Suenan palmas, y los chavales gritan ¡Viva Perú!

  • Después de un largo viaje en avión, después de 12 horas de vuelo, por fin, hemos llegado a Lima. Nos han recibido con un día muy nuboso, no hemos visto el sol en ningún momento, ni le esperamos. La humedad se nos pega en el cuerpo como una camiseta pegajosa que se resiste a separarse de nosotros. Esa humedad (dicen que casi alcanza el 90%) es la culpable de que nunca llueva en Lima.

    Con el cielo completamente blanco es imposible orientarse, uno no sabe si estamos de mañana, si hemos pasado el mediodía o si hemos sobrepasdo la tarde. Esa  bruma que nos acompaña en cada esquina es la causante de la 'nebulosa neurótica' que sufren los limeños (explicado así por ellos mismos) víctimas de una desorientación diaria, con un sol que se niega a guiarles.


  • Museo de Rafael Larco

  • Este es el museo Rafael Larco, arqueólogo de 1926. Aquí veremos la culturas preincas, también nos enseñarán cuáles son los animales sagrados para estas civilizaciones (búhos, serpientes y jaguar).
  • Escultura del pueblo 'Mochica'

  • Esta cabeza representa a un sacerdote de la cultura 'mochica' (500 a.c.). Su única función era comunicarse con los dioses. Lo hacían a través de sustancias alucinógenas (sacadas del cactus) y de infusiones de coca. Esa es la explicación de que todas las figuras tengan las pupilas dilatadas (como podéis observar en esta imagen).
  • Museo de Rafael Larco

  • A pesar del cansancio del viaje, el sueño, el hambre... Los chavales están completamente implicados en las actividades. Me ha sorprendido el nivel de inquietud que empiezan a vislumbrar los chic@s. Preguntan, responden, cuestionan, proponen... ¡Esto pinta muy bien!
  • Sala erótica del Museo de Rafael Larco

  • Sala erótica del Museo de Rafael Larco

  • Impactado con la sala erótica del museo. Los 'mochica' (una cultura con 2.500 años de antigüedad) representaban todo tipo de escenas de sexo y masturbación en su figuras de arcilla. Para ellos el semen era la semilla con la que fertilizar la tierra para entrar en el mundo de los muertos.
  • Museo de Rafael Larco

  • Aquí tenéis la primera foto de grupo de los ruter@s de esta aventura por Perú. Empiezan a conocerse...

  • Museo de Artes Contemporáneo de Lima (MAC)

  • Exposición de Morfi Jiménez en el Museo de Arte Contemporáneo de Lima

  • El primer día en Lima lo terminamos visitando el Museo de Arte Contemporáneo de Lima (MAC) Allí se está celebrando ahora mismo la II bienal de fotografía y tuvimos la oportunidad de conocer las obras de algunos de los fotógrafos más reconocidos del país. Los ruter@s disfrutaron de las obras más vanguardistas. A todos nos impresionó el trabajo de Morfi Jiménez, que capturó la vida cotidiana de prostitutas, niños sin recursos, alcohol, drogas... Todo durante el viaje que hizo por las orillas del río Amazonas. (ver segunda foto)
  • Plaza de Armas, Lima

  • DÍA 2 - LIMA - PERÚ

    Poco a poco los expedicionarios se van acercando a su destino final, la búsqueda de las 'fuentes del río amazonas', pero queda mucho camino por recorrer. Todavía tienen muchas fuerzas, mucha energía. Han pasado su primera noche en los pabellones de la Escuela Naval de la Armada peruana.

    Aún no han probado las tiendas de campaña, pero sí han tenido la oportunidad de conocerse mejor, ha sido su primera noche y eso siempre marca una huella difícil de borrar.

    Este segundo día en Perú ha llevado a los expedicionarios hasta el casco antiguo de Lima, una ciudad fundada por Pizarro (en 1535) a la cual bautizó como 'La Ciudad de los Reyes'.

    Esta ciudad, que comenzó con apenas 9 calles, se construyó siguiendo los mismos patrones de las ciudades castellanas, una plaza mayor en la que habría que levantar tres pilares fundamentales, el edificio presidencial (sede actual del gobierno peruano), la municipalidad (el ayuntamiento) y la Catedral.

    Y ese ha sido precisamente el punto de partida de este día, ese ha sido la primera visita de los ruter@s. Han visitado la Plaza de Armas (ver foto).


  • Los ruter@s ensayan sus 'gritos de guerra'

  • DÍA 2 - LIMA - CAMPAMENTO


    Aquí en Perú hay 203 expedicionarios y expedicionarias, han venido de 21 países distintos, de muchos rincones del planeta.

    Son muchos, por eso se dividen en grupos, como mucho de 20. Todos con un monitor, su guía, su referente. Pero son ellos los que empiezan a convertirse en una pequeña familia, han tardado muy poco en empatizar, es asombroso como en tan poco tiempo, en sólo horas son capaces de mirarse unos a otros como amigos, como alguien especial al que buscan para compartir una broma, solucionar un problema o simplemente para echarse una foto con la bandera de otros país hermano.

    Eso sólo lo da la vitalidad de la juventud. Y un buen ejemplo es este. Durante todo el viaje cada grupo tiene que forjar su identidad, su carácter, y la mejor forma es cantando.

    ¿Queréis escuchar cómo son los 'gritos de guerra' de los ruteros? (escuchar audio).

  • Rodrigo de la Quadra-Salcedo explica a la SER quien era Juan Francisco de la Bodega y Quadra

  • DÍA 2 - LIMA - MUSEO DE SITIO BODEGA Y QUADRA

    En 1743 nació en Lima Juan Francisco de la Bodega y Quadra, fue uno de los cartógrafos más importantes del momento, un militar con espíritu de explorador, marino de la armada española, cuyos diarios y mapas de viaje han sido un referente para la historia de Norteamérica.

    Esa inquietud fue la que le llevó a visitar el norte de américa, llegó a algunos rincones, que por entonces eran completamente desconocidos para la corona española.

    Fue entonces, cuando Juan Francisco de la Bodega y Quadra llegó hasta la costa Oeste de EEUU, Alaska, Canadá, y acabó descubriendo Vancouver (de hecho llevó su nombre, escuchar audio)

    Pariente lejano de Miguel de la Quadra

    La sangre de ese mismo explorador corre por las venas de Miguel de la Quadra-Salcedo, son parientes lejanos, una generación remora, separada por cientos de años, pero que ha sabido transmitir el espíritu aventurero de la familia 'de la Quadra'.

    En la misma casa en la que vivió Juan Francisco de la Bodega y Quadra (una antigua carnicería) se levanta hoy el Museo de Sitio Bodega y Quadra donde se pueden encontrar objetos arqueológicos del periodo colonial y republicano.

    Ha sido el propio Miguel de la Quadra quien ha querido donar al museo una réplica del busto de Juan Francisco, una pequeña estatua que le regalaron. (ver foto)

    Los ruter@s han podido ver el rostro de Juan Francisco de la Bodega y Quadra. Sus parientes más terrenales, Rodrigo de la Quadra (hijo de Miguel) y Jimena de la Quadra (su nieta y expedicionaria de esta edición) han descubierto el busto.

    Escucha aquí quién era Juan Francisco de la Bodega y Quadra, nos lo ha explicado en persona el propio Rodrigo de la Quadra-Salcedo



  • Durante esta aventura por Perú nos estamos encontrando muchas situaciones, algunas inesperadas. Como por ejemplo ésta (ver foto). A primera hora de la tarde la policía ha blindado por completo la Plaza de Armas de Lima. Los 'antidisturbios' de la policía peruana se han desplegado por cada esquina, por cada bocacalle del centro de la ciudad, han desplegado vallas en todos los accesos, impidiendo la entrada tanto de turistas, como de paisanos.

    El motivo de ese exhaustivo control, según nos han explicado los agentes es que "esperamos disturbios porque está prevista una manifestación de funcionarios, de profesores y médicos que reclaman un aumento salarial".

    En ningún momento hemos visto algo de tensión, estaba todo muy tranquilo, al menos, hasta que nos fuimos del casco histórico de la ciudad.

  • Plaza de Armas, Lima

  • DÍA 3 - LIMA - PACHACUTEC

    A las 9 de la mañana los seis autobuses de la #RutaBBVA han retomado su aventura. Después de dos horas de camino hemos abandonado la ciudad, la civilización organizada, y hemos entrado en otro mundo.

    Si mirábamos por la ventanilla de nuestro autobús sólo veíamos montañas áridas, algunas dunas, ni un sólo árbol... Tan sólo había otra imagen que rompía la monotonía del desierto, miles y miles de chabolas, pegadas unas junto a otras, hechas de madera, todas diferentes, multicolores...

    Hemos llegado a Pachacutec (ver foto)

    Se trata de un asentamiento chabolista, comenzó hace más de dos décadas, los primeros nómadas eran familias sin hogar que decidieron instalarse en mitad del desierto, junto a la costa. Crecieron tanto que al final el gobierno peruano tuvo que cederles todos los terrenos para que fundasen una ciudad.

    A día de hoy hay cerca de 120.000 viviendas, entre ellas hemos visto escuelas, ferreterías, talleres de bicicletas o autolavados para los pocos coches que se ven en la zona (predominan las furgonetas y unas curiosas motos con un remolque trasero para transportar a la gente). Es una ciudad en toda regla.
  • ¿Es posible que haya una escuela de cocina en mitad del desierto de Perú? Pues sí­, está en Pachacutec, se trata de Escuela de Cocina de Pachacutec, una esperanza para cientos de jóvenes que buscan un futuro ajeno a la desigualdad que sufren en su día a día.

    Mientras preparo un reportaje con todos los sonidos de cada uno de los talleres, aquí os dejo una imagen muy llamativa.

    Esta es la biblioteca con libros de cocina, exclusivamente, que utilizan los alumnos de la escuela (ver foto).

  • Pachacutec (foto de Ángel Colina @Colina112)

  • UN ESCUELA EN MITAD DEL DESIERTO PERUANO

    Se levantan a las cuatro de la madrugada, recorren cientos de kilómetros para vestirse de blanco, ataviarse con un delantal, colocarse un gorro, zafarse entre fogones y convertirse en un futuro 'chef'.

    Ese es su sueño, cada día luchan para que se convierta en realidad. Estudian en pleno desierto, aprenden recetas en mitad de la nada, en una zona árida, junto al mar. Es la Escuela de Cocina de Pachacútec.

    Se creó en 2003, forma parte de un proyecto que surgió para enterrar la marginalidad, erradicar la pobreza extrema y eliminar la exclusión social. Es el Centro de Estudios y Desarrollo Comunitario (CEDEC).

    Tiene varios pabellones, son pequeños edificios de ladrillo, sólo se puede llegar a ellos recorriendo los caminos de arena que el tiempo ha marcado en pleno desierto. Es asombroso ver en mitad de un llano, completamente seco, cómo se levanta una pequeña plantación de mimosas. Han sido capaces de plantar sus propios huertos en un terreno infértil.

    “Quisimos que esta escuela estuviese en mitad del desierto para que se convirtiese en un oasis de esperanza”, esta frase pertenece a Gastón, el cocinero más importante de Perú. Este chef es quien ha puesto en marcha este proyecto, reconvertir la cocina “en un arma social”, esa es la filosofía que se cuenta en el documental ‘Perú Sabe’, una película que narra la visita que Ferrán Adriá hizo a esta escuela.

    Más de 80.000 jóvenes peruanos estudian cocina, algunos de ellos tienen la suerte de aprender de los mejores, pero es una oportunidad al alcance de muy pocos. Cada año se presentan 500 jóvenes, aspiran a recibir una beca del Instituto de Cocina Peruana, pero sólo 24 consiguen entrar. Acceder a una beca es la diferencia entre estar o no estar, quienes no la consiguen difícilmente pueden pagar los 500 soles mensuales (150 euros) que cuesta el curso, con beca son 115 soles (40 euros).

    Los 203 expedicionarios de la Ruta BBVA han tenido la oportunidad de aprender junto a los aprendices, durante una mañana los cocineros noveles hicieron de anfitriones para mostrar a los jóvenes ruteros lo que saben, lo que han aprendido y lo importante que ha sido para ellos encontrar un camino en mitad de un desierto lleno de incertidumbres.

    La ciudad chabolista más grande de Perú

    Esta escuela forma parte de un paisaje único, algo desolador, yermo, pero con una identidad propia, el silencio, sólo se escucha el sonido de las cazuelas golpeando los fogones, los platos moviéndose de un lado a otro de las encimeras y los cuchillos bailando sobre las tablas.

    Pero desde esta escuela se divisa un paisaje que a cada uno de los estudiantes les recuerda en todo momento la cruda realidad, su vida entre chabolas. Algunos de los estudiantes viven en Pachacútec, una de las ciudades chabolistas más grandes de Perú.

    El Cerro de Pachacútec es un asentamiento de infraviviendas con 120.000 familias (se calcula que pueden vivir cerca de 300.000 personas) donde sólo viven familias sin recursos, desfavorecidas

    Todas ella malviven en el desierto en casas hechas de madera, algunas de ladrillo, con placas metálicas, y la mayoría de ellas pintadas de colores muy llamativos. Este asentamiento nació hace varias décadas, cuando varias familias nómadas, sin hogar, decidieron ocupar parte del desierto. Esa familia fue creciendo, se fue multiplicando hasta que al final el Gobierno peruano tuvo que ceder y legalizar ese chabolismo.

    “Los Incas domesticaron la comida que hoy comemos todos, el tomate, la patata, la alubia…”, según se explica en el documental ‘Perú Sabe’, que proyectaron a los ruteros de esta expedición ‘en busca de las fuentes del Río Amazonas’. En esa película se define a la cocina peruana como una mezcla de “simpleza en la preparación y frescura en sus productos”.

    Hay quien dice que para entender la cultura de un país, hay que “bajarse a un mercado y ver qué productos venden”, en el caso de Perú “tiene el 75% de climas del mundo, eso se nota en los productos que tenemos en Perú”, según uno de los cocineros que figura en el documental.

    La cocina peruana ha experimentado un ‘boom’ en los últimos años, su auge augura una potencial vital para consolidar el crecimiento de un país, que a pesar de crecer por encima del 4%, sigue lastrado por las desigualdades.

    Por esta escuela han pasado los grandes cocineros españoles, lo han hecho ya Arguiñano, Adriá, y en agosto lo harán los hermanos Roca (que a diferencia de los anteriores sí cocinarán para los alumnos).




  • Cuando atraviesas el desierto de Paracas, te encuentras esto... (Ver foto)

  • Los ruter@s están preparando sus tiendas, aquí van a levantar el campamento. Hoy dormimos aquí (ver foto)

  • Para muchos era la primera vez que montaban una tienda, hacía muchísimo viento, la emoción se lo ha puesto más difícil...pero ¡Lo han conseguido!

  • Los ruter@s también han visitado las ruinas arqueológicas de Pachacamac (ver foto)

  • Los expedicionarios nos cuentan cómo han montado las tiendas

  • Los ruter@s nos cuentan cómo ha sido la experiencia de montar las tiendas. Ha sido un momento emocionante para ellos porque es la primera noche de campamento con tiendas. (Escuchar audio)
Desarrollado por ScribbleLive Content Marketing Software Platform